jueves, 12 de enero de 2012

La expresion del poder en Egipto

De manera repetida, los títulos, las insignias y las representaciones de poder, daban cuenta de los atributos de la naturaleza mayestática del faraón.
En las construcciones y monumentos egipcios, quedaba constancia una y otra vez, repitiéndose durante milenios, la imagen del rey de Egipto con sus títulos y atributos. Nombres, coronas y cetros, en quien descansaba el propio orden cósmico del mundo: el faraón.
Representado como hombre y dios a un tiempo, en pinturas, relieve y esculturas, quedaba manifiesto el poder del rey, que participaba de la naturaleza divina y que constituía la máxima autoridad religiosa y secular, de la sociedad y mundo egipcio.
Las particularidades y esencias reales daban constancia en todos los lugares significativos del país, de la función de la realeza y especialmente, de las prerrogativas del faraón, que de esta manera quedaba por encima de cualquiera del común de los mortales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada