martes, 28 de febrero de 2012

La camaras de las piramides

No es extraño que ante el peso de los millones de toneladas que cubren los monumentos de Egipto los curiosos se pregunten qué hay bajo esa cantidad ingente de piedra. El caso de la Gran Pirámide es, quizá, el más sintomático. Entre sus casi 2,5 millones de bloques solamente hay cuatro grandes salas o cámaras y varios pasadizos que las comunican. Si contamos con que el tamaño de estas habitaciones es muy reducido en comparación con el volumen de piedra utilizado en la construcción del monumento, es lícito pensar que en algún lugar del mismo hay más cámaras que están esperando ser descubiertas. Esto mismo ya se ha logrado en otros edificios del Antiguo Egipto, confirmando así las sospechas de muchos arqueólogos.

NUEVAS HABITACIONES EN LA PIRÁMIDE DE MEIDUM ...
Desde hace años la pirámide de Meidum, con su extraña forma de zigurat mesopotámico, se ha convertido en uno de los lugares más señalados de la investigación gracias a los sorprendentes resultados de las últimos estudios que se han efectuado en ella. Hasta hace casi 8 años se creía que la pirámide de Meidum, levantada por Esnofru, el padre de Keops (2300 a. C.), poseía sólo una habitación cuya techumbre, al igual que ocurre en las salas de la Pirámide Roja de Dashur, está cubierta por una bóveda falsa. Sin embargo, un equipo francoegipcio de arqueólogos descubrió dos pequeñas habitaciones cubiertas de una bóveda falsa gracias al empleo de endoscopios de fibra óptica.
De igual forma, trazado en paralelo y situado por encima del pasillo descendente que se emplea para llegar hasta la cámara funeraria, existe otro pasillo que hasta ahora había permanecido ignorado. La primera pista sobre su existencia fue la presencia de unos extraños bloques al pie de la entrada a la cámara funeraria. Introduciendo un pequeño endoscopio flexible del grosor de un dedo, los expertos franceses advirtieron la presencia de un pasillo muy corto, de apenas 3 m de longitud, que desemboca en dos habitaciones consecutivas. La primera, llamada Cámara Sur, tiene 2,6 m de ancho, 3,5 de largo y 2,1 de alto. La segunda, la Cámara Norte, se halló al perforar el antiguo canal descendente. Es parecida a la anterior y conecta con un canal o pasillo nuevo descendente de más de 15 m. En la cámara de bóveda falsa todavía son visibles algunos de los travesaños de madera empleados hace casi 4.500 años en la construcción del edificio.

... Y EN LA DE ZOSER
Más sorprendentes son los resultados de las obras de consolidación que un equipo de arqueólogos australianos y egipcios está llevando a cabo en la conocida pirámide escalonada de Sakkara, levantada por el faraón Zoser en el año 2350 a.C. Los trabajos de limpieza de las zonas cubiertas por escombros se están efectuando con sumo cuidado y casi en secreto desde hace décadas. El monumento se encuentra cerrado al público debido al riesgo que encierra transitar por el pequeño espacio que queda libre en las galerías y los pasadizos que discurren por el subsuelo de la pirámide. Lo inaudito es que los arqueólogos han encontrado en este edificio nuevas habitaciones, un hallazgo que complica aún más el trazado laberíntico de sus cámaras subterráneas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada