miércoles, 29 de febrero de 2012

La tumba de Tuttankamon

El 26 de noviembre de 1922, Carter y Lord Carnarvon, director de la excavación, abren por primera vez la tumba de éste faraón entonces desconocido. Carter permanecía en silencio, y Carnarvon le preguntó: - "¿Ve algo?". Y la respuesta de Carter, que observaba emocionado fue:
- "Sí, cosas maravillosas".


Y fue de este modo cómo hallaron el tesoro mejor guardado del Antiguo Egipto. Su tumba, a pesar de ser pequeña y sencilla, estaba repleta de riquezas asombrosas. El ajuar funerario de Tutankhamon constituye uno de los grandes tesoros arqueológicos de la Antigüedad. La primera parte a la que accedieron fue la Antecámara.

Estaba muy desordenada por culpa de los ladrones que habían intentado saquear la tumba, pero los guardianes de la necrópolis la volvieron a sellar. En su interior, ante la cámara funeraria sellada, se encontraron dos estatuas de tamaño natural del faraón, de madera recubierta con resina negra y láminas de oro. Esto solo el comianzo de uno de los dias mas importantes en la historia de la Arqueología.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada