lunes, 12 de marzo de 2012

La ciencia y la religion en egipto

La religión y la ciencia en el antiguo Egipto, de la misma manera que en la ancestral Mesopotamia estaban estrechamente vinculadas, siendo la religión la dominante y la dinamizadora del desarrollo de la ciencia y la tecnología. La vida económica del Egipto antiguo fue totalmente dependiente del río Nilo, situación que en cierta manera le dio un status de independencia con otras culturas.
En lo que respecta al arte y la cultura, su factor determinante lo constituyó la RELIGIÓN. Religión politeísta caracterizada por la creencia en varios dioses, de los cuales el principal es RA , el dios solar. La religiosidad egipcia se fundamentó en la creencia en una vida de ultratumba similar a la vida terrenal. Capitulo especial, lo fue, la relación entre la religión y la casta de los faraones, concebido en la tradición del pueblo y las demás castas como una divinidad viviente. Hijo directo y encarnado del dios solar .
La ciencia en el antiguo Egipto, gozó de gran prestigio, de tal manera que al decir de la historia personajes connotados del pensamiento griego antiguo, viajaron en pos de adquirir los conocimientos egipcios, mezcla de ciencia y magia. El componente científico de Egipto se disemina en los campos de las Matemáticas, la geometría, la medicina, la arquitectura, y la química.
Uno de los aportes valiosos al desarrollo de la ciencia de la humanidad lo fue el sistema de escritura de los antiguos egipcios, aspecto contemplado por la historiografía del libro.
En la que en el trasegar de la evolución de la forma del libro y sus condicionamientos para la forma de la lectura, resalta la presencia del rollo. En Egipto los libros fueron elaborados con tiras de una planta vulgarmente conocida como papiro – de nombre científico cyperus papyrus – planta cercana al río Nilo y de fácil consecución. Las tiras eran secadas pegadas y luego enrolladas. El rollo de papiro presentó algunas ventajas con relación a las tablillas de barro.


Libro Rollo
http://www.partenia.org/images/200703/rouleau-du-livre.jpg

Una primera lo fue su peso, permitiendo la escritura de textos más extensos con ciertos niveles de garantía de la obra. Mejoramiento en la estética del libro, lográndose escribir fácilmente con tinta en él, borrar con agua lo escrito, y embellecerlo con ilustraciones a color. Además de las anteriores bondades es menester mencionar las inmensas posibilidades en el transporte de los libros, con el escriba mismo, dándose de esta manera una nueva posición de lectura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada