miércoles, 14 de marzo de 2012

Tales de Mileto

Tales de Mileto, en oposición al tradicional pensamiento mágico-científico de los mesopotámicos y los egipcios, da inicios a la inteligibilidad del mundo desde lo racional, con las predicciones de fenómenos naturales como los eclipses del sol y la noción de la prueba matemática.
Gestor de la filosofía de los elementos básicos: aire, tierra y agua que circulan cíclicamente a través de los cuerpos de plantas y animales. Fue el primero, que se interrogara por la naturaleza de los elementos al margen de los mitos en uso y las creencias subyacentes a los mismos, como constituyentes fundamentales del Universo a saber: 1) Elemento o lo que es igual, irreducible a otra cosa, aquello que es lo que es, es decir, lo concreto; 2) Lo Fundamental o lo que da origen:

La contribución medular de Tales al pensamiento científico fue el descubrimiento de la Naturaleza. Con esto queremos decir la idea de que los fenómenos naturales que vemos a nuestro alrededor son explicables a través de materia interactuando por medio de leyes naturales, y no son resultado de actos arbitrarios de los dioses. Un ejemplo es la teoría de Tales sobre los terremotos, la cual era que la (supuestamente plana) tierra estaba en realidad flotando sobre un inmenso océano, y las perturbaciones en ese océano causaba que ocasionalmente la tierra temblara, justo como lo haría un gran barco. La creencia griega común de la época era que los temblores eran causados por la ira de Poseidón, el dios del mar. Similarmente, el rayo era la ira de Zeus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada