lunes, 16 de abril de 2012

Valle de los reyes

Necrópolis utilizada por los faraones egipcios del periodo del Imperio Nuevo (1570-1070 a.C.), situada en la orilla occidental del río Nilo, en las proximidades de la antigua ciudad de Tebas y frente a la actual ciudad de Luxor.
Aunque sólo a algunos kilómetros al oeste del curso del río, el valle está limitado por altos acantilados y una entrada larga, estrecha y sinuosa. Antes del Imperio Nuevo, los faraones de Egipto construyeron complejos funerarios consistentes en tumbas piramidales con templos adyacentes. El faraón Amenofis I (1551-1524 a.C.), de la XVIII Dinastía, se separó de la tradición y construyó su templo más cerca del curso del río, ocultando su tumba más al norte y al oeste, en los acantilados. Sus sucesores continuaron esta práctica, pero decidieron que sus tumbas estuvieran dentro del valle. Este fue probablemente un intento de impedir la profanación y saqueo de las tumbas reales. Aunque ya no estaban marcadas por una pirámide construida con millones de bloques esculpidos, las tumbas se sitúan bajo la pirámide natural de la Escarpa, conocida actualmente como el Cuerno (en árabe, Al Qurn).
En este emplazamiento se han encontrado treinta y cuatro tumbas, empezando con la de Seti I (1312-1298 a.C.), que fue descubierta en 1817 por el explorador y arqueólogo italiano Giovanni Battista Belzoni. El cuerpo de Seti, junto con otras 39 momias reales que se habían trasladado de sus lugares originales de descanso, fue hallado en 1881 en una gran cámara funeraria en el lado de los acantilados del Nilo. La mayoría de las tumbas se excavaron en la roca sólida y contienen una multitud de estancias con textos jeroglíficos y escenas mágicas y simbólicas esculpidos o pintados. La última tumba descubierta, aparecida en 1922, fue la del faraón Tut Anj Amón (c. 1334-1325 a.C.), que se había salvado del saqueo completo. Aunque fue robada dos veces, la tumba todavía contenía más de 5.000 artículos enterrados con el joven rey. Exceptuando a la esposa de Tutmosis II, Hatshepsut, que gobernó como reina, las esposas reales eran enterradas varios kilómetros al sur, en el denominado Valle de las Reinas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada