jueves, 28 de junio de 2012

Las plantas en el Antiguo Egipto

Los peculiares rasgos de la civilización egipcia, son debidos a su singular geografía. Egipto es un lugar de contrastes, y el mayor radica entre la llamada tierra roja del desierto y la tierra negra del Valle del Nilo. En tiempos ancestrales, el desierto egipcio estuvo cubierto de hierba y habitado por numerosas manadas de animales, como en la actual sabana africana. Progresivamente, el clima se hizo cada vez más seco, la sabana se transformó en desierto y el pueblo bajó desde las tierras altas a vivir en el Valle del Nilo, transformando sus pantanos en ricas tierras de cultivo.
En Egipto ,la lluvia era un fenómeno excepcional. Sólo el desbordamiento anual del Nilo hacía posible sacar adelante los cultivos. La inundación, que arrastraba lodo fértil, pudo ser, en parte, controlada mediante canales y diques, pero el hombre estaba limitado por la extensión de tierras de cultivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada