lunes, 15 de octubre de 2012

La civilizacion Egipcia


El friso de las Ocas de Meidum es un magnífico ejemplo del buen saber hacer de los artistas egipcios de las primeras épocas. Procede de un área que destaca por su notable producción artística, en esculturas y pinturas. El área de Meidum, donde se halla también la Falsa pirámide de Esnofru, fue utilizada, desde el Imperio Antiguo hasta la época romana, como necrópolis.
Falsa Pirámide de Esnofru

El friso de las Ocas de Meidum, hoy en el Museo Egipcio de El Cairo, formaba parte de la decoración de la mastaba de Nefermaat y Atet, que se remonta a la dinastía IV. En su localización original en un extremo de la tumba, en la Capilla de Atet, se inscribía en una escena mayor que representaba a sus hijos cazando aves, al tiempo que evocaba también la vida en las riberas fluviales.
Para su Ejecución, los artistas utilizaron un sistema basado en la aplicación de pintura sobre una capa compuesta de arcilla y arena blanqueadas con yeso, que recubría las paredes del ladrillo crudo. La mastaba de Nefermaat y Atet destaca tanto por esa pintura en concreto, como por haber introducido un nuevo sistema de decoración: el relieve rehundido y después relleno con pasta de color.

Friso de Las Ocas de Meidum
Empezando por la izquierda nos encontramos con una oca del género Anser Fabalas, eran muy abundantes durante la estación de la inundación. Avanzamos hacia la derecha y hay dos ocas que se diferencian de todas las demás por tener una franja blanca en la frente.Luego hay otras dos ocas que pertenecen a una especie marina de cuello rojo, que, en la antigüedad, invernaba en Egipto, aunque hoy en día no supera la latitud del Mar Negro. Los colores, aunque son naturalistas, están aplicados de forma esquemática. ( el suelo donde picotean y pasean es la capa fangosa de los pantanos).
El delicado detalle con que se trató cada una de las figuras de este friso, se ha interpretado como un signo de realismo. Una mirada más atenta revela, sin embargo, que la aplicación de colores planos sin reflejar el volumen de las figuras es una temprana fijación de las leyes de la representación propias del arte egipcio, como lo confirman la rigided y el hieratismo de las diferentes partes del cuerpo de las ocas.
" El efecto tridimensional de la composición de obtenía superponiendo dos imágenes, una de las cuales estaba más adelantada que la otra"

Los Ánades como Signo Jeroglífico
La imágen de este tipo de aves acuáticas servía para representar dos signos jeroglíficos diferentes, gb y st. El primero desiganaba una oca de frente blanca, y el segundo, un pato, cuya cola era más delgada. Ambos signos eran empleados como determinativos genéricos de"aves", y se les asociaba un simbolismo religioso que se usaba para alejar el mal y evocar el renacimiento.
gb

Los Relieves
Las aves, y en concreto las ocas, eran un tema muy común en la iconografía egipcia. El relieve de la mastaba de SepedHotep en Menfis, de la época de la dinastía V, recoge, en dos registros diferentes, elpaseo de un grupo de estas aves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada