sábado, 3 de noviembre de 2012

PUERTA DE BALDUR

Los licántropos no son una raza, sino como mucho un grupo de gente que sufre una maldición en común. Los licántropos tienen la capacidad de cambiar a formas animales o híbridas, y a veces lo hacen de manera involuntaria. Cualquier tipo de gigante o humanoide puede sufrir licantropía. En Faerûn los siguientes tipos de licántropos son habituales: hombre-murciélago, hombre-oso, hombre-jabalí, hombres-gato, hombres-cocodrilo, hombres-rata, hombres-tiburón, hombres-lobo y los elfos lythari (un tipo especial de hombre-lobo). Cada uno de estos licántropos se pude transformar de su forma humanoide a la forma animal o forma híbrida, que es un cruce entre la forma animal y la forma humanoide. 

En su forma humanoide, los licántropos son esencialmente lo que siempre han sido. Aunque sus posibilidades de morir violentamente han aumentado considerablemente, su expectativa de vida natural sigue siendo la misma que tenían cuando no eran licántropos. Su peso, altura y otros rasgos físicos permancen también inalterables. En su forma animal, un licántropo parece tener una edad proporcional a su forma humanoide. En otras palabras, un humano anciano hombre-lobo en su forma de lobo parece un lobo viejo, a pesar del hecho que un lobo real de esa edad habría muerto ya hace mucho tiempo. 

Hay dos clases de licántropos: aquellos que han contraído la condición como una enferemedad (licántropos infectados), y aquellos que han nacido así (licántropos nacidos). El hijo de un licántropo natural siempre es un licántropo natural, pero el hijo de un licántropo infectado es un ejemplo normal de su raza hasta llegar a la pubertad, en cuyo momento hay un 50% de que el hijo muestre la licantropía como un licántropo natural. 

Los licántropos tienen la misma expectativa de vida y las mismas categorías de edad que los personajes de su raza básica. 

Historia: Los licántropos parecen haber sido una plaga en Faerûn desde los primeros días. Algunos dicen que Málar, el Señor de las bestias, creó a los primeros licántropos a partir de las tribus humanas bárbaras hace miles de años, para imbuir a la raza con la astucia salvaje y la fuerza de los animales depredadores que admiraba. Otros piensan que la licantropía fue un don de la diosa Selûne a los niños humanos huérfanos en las peligrosas tierras salvajes, una bendición para ayudarles a sobrevivir. Desde esos antiguos humanos, los antiguos linajes de licántropos han continuado a través de los tiempos, pocos pero extendidos por todos los territorios salvajes de Faerûn. 

Los licántropos no tienen una historia racial real, ya que su historia es la de un individuo allí, una familia aquí o, más raramente, un grupo de merodeadores sedientos de sangre en otro lugar. Aunque los licántropos malignos han exterminado pueblos enteros alguna vez, y los licántropos buenos han defendido valientemente los hogares de los inocentes contra los incursores malignos, los licántropos nunca se han reunido en numero superior a una docena, o fundado ciudades o reinos. 

Aunque la mayoría de linajes licántropos son humanos, los licántropos de otras razas no son imposibles. Orcos-jabalí y trasgos-lobo se han convertido a veces en los temidos campeones de sus tribus. Los elfos-lobo conocidos como lythari son una raza de licántropos naturales cuyos orígenes se remontan a las primeras exploraciones élficas de Faerûn, y los lythari buenos han convivido entre los elfos lunares y elfos salvajes durante miles de años. 

Hay rumores acerca de que se han encontrado nuevos tipos de licántropos desde la Era de los transtornos. Ha habido informes esporádicos de hombres-bisonte, hombres-perro, hombres-delfín, hombres-leopardo y hombres-pantera. 

Perspectiva: La perspectiva de un licántropo se basa en su vida y su forma humanoide. Sin embargo, se pueden hacer algunas generalizaciones. 

Los licántropos nacidos rara vez tienen algún problema con su licantropía. Ven su "maldición" como un don. Esa gente se da cuenta de que su licantropía les hace ser especiales, y muchos de ellos se lanzan a la vida de aventurero. Si un licántropo es temido o insultado en una cultura humanoide, puede sentir vergüenza por ser diferente de los que le rodean, pero rara vez desea ser "curado" de su condición. Los licántropos de alineamiento maligno disfrutan de su naturaleza salvaje y se consideran más fuertes y capaces que sus compañeros normales. Su fuerza les da derecho a matar, saquear y aterrorizar a quien sea demasiado débil para defenderse. 

Los licántropos infectados a menudo se asustan al descubrir que han contraído la licantropía. Despertarse cubierto de sangre y con conveniente amnesia ya es malo de por si. Descubrir que esta situación se repetirá tres noches cada mes durante el resto de su vida es casi insoportable. La mayoría de la gente trata de encontrar una cura tan pronto como le sea posible. Por descontado, no todo el mundo tiene acceso a belladona (que debe ser ingerida no más tarde de una hora después del ataque) o un lanzador de conjuros de alto nivel que pueda quitar esa condición. 

La peor parte para un licántropo infectado es que cualquier cambio voluntario a una forma híbrida o animal cambia inmediatamente el alineamiento actual del personaje, puede ser un cambio discordante, y cuanto mayor sea el cambio, peor será para el personaje. Es difícil para un paladín hombre-lobo seguir siendo paladín durante mucho tiempo ante el seductor deseo de dar rienda suelta a su parte salvaje. 

Sin embargo, una vez el alineamiento de un personaje está en armonía con su forma animal, el licántropo enfermo se congracia con su maldición. La batalla entre las dos partes de su personalidad (su parte humanoide y su parte animal) ha concluido. 

La mayoría de los licántropos aventureros son solitarios. Pueden unirse a una banda de aventureros que piensen como ellos e incluso trabajar con estos durante varias dekhanas. Sin embargo, cuando sale la luna, desaparecen en busca de un lugar donde sean ellos mismos. Saben muy bien que mucha gente no aprecia a los licántropos, por lo que realizan grandes esfuerzos para esconder su verdadera naturaleza. 

Personajes licántropos: La forma humanoide de un licántropo determina su clase. Muchos de los licántropos infectados fueron aventureros que comenzaron con clases, ya que estos son el tipo de personas que suelen tener el tipo de encuentros que conducen a estos problemas. Si el licántropo no era antes un aventurero, es probable que ahora se convierta en uno. Se pueden escribir capítulos enteros de la saga de un aventurero sólo acerca de su búsqueda para encontrar una cura a su maldición, incluso si el protagonista era un simple plebeyo que estaba en el lugar equivocado en el peor momento. 

La sociedad de los licántropos: Los licántropos nacidos suelen provenir de una familia de licántropos que han transmitido la "maldición" de generación en generación. Son muy cuidadosos escondiendo su verdadera naturaleza de la gente a la que no conocen bien, ya que hay mucha gente que piensa que el único licántropo bueno es el licántropo muerto. Los hijos de los licántropos nacidos pueden comenzar al cambiar de forma en la primera luna llena tras su nacimiento. 

Los licántropos infectados raramente tienen cualquier tipo de sociedad o de familia que les apoye. A menos que sean encontrados por el licántropo que les transmitió la maldición en primer lugar, muchos de estos licántropos malditos nunca encuentran a otro de los suyos. Se sabe que los licántropos malignos han extendido imprudentemente su maldición para tener una manada de seguidores. Por supuesto, si los nuevos licántropos no están contentos con su enfermedad, esta estrategia puede fácilmente echarse a perder. 

Los licántropos envejecen, se convierten en adultos y mueren igual que cualquiera de su raza humanoide. Sus formas anmales envejecen proporcionalmente con sus formas humanoides. Un licántropo joven se convierte en un animal joven. Un licántropo anciano que apenas puede caminar se encuentra en la misma situación como animal. 

De nuevo, los lythari son la excepción. Los lythari casi siempre son amigos unos de otros desde el principio. Suelen viajar juntos en manada, y normalmente son reverenciados por otros elfos como criaturas de magia poderosa. 

Lenguaje y literatura: Los licántropos hablan cualquier idioma que sea habitual a su forma humanoide. También se puede comunicar empáticamente con los animales o animales terribles de la misma especie que su forma licantrópica aninal. La educación de un licántropo viene determinada por su forma humanoide. 

Deidades de los licántropos: La deidad de un licántropo viene determinada por su raza básica. Los licántropos naturales adoran normalmente a una deidad de la naturaleza del panteón de su raza si existe una deidad de ese tipo. Selûne y Málar son las deidades patronas de los licántropos buenos y malignos, respectivamente. 

Relaciones con otras razas: Las relaciones de un licántropo con otras razas son determinadas en su mayoría por su raza básica. Sin embargo, ya que los alineamientos de los licántropos son bien conocidos, la mayoría de la gente cree que el licántropo tiene el mismo alineamiento en todas sus formas. Si conoccen la afección del licántropo, suelen basar sus opiniones sobre ese licántropo por su proximidad en el alineamiento. 

En nuestro servidor hemos habilitado los siguientes licántropos: hombre-gato, hombre-jabalí, hombre-lobo, hombre-murciélago, hombre-oso, hombre-rata y hombre-tigre. 

Idiomas automáticos: Animal, Khondazano y los idiomas aprendidos por la raza base (a discreción del DM). 

Ajustes de los licántropos a las características: De base disponen de +2 a Sabiduría y +2 a Constitución. Además se aplica un incremento cuando te transformas en forma animal o híbrida y varía según el tipo de licántropo que seas: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada