domingo, 2 de diciembre de 2012

Tutmosis III

Tutmosis III , Faraón de Egipto

No se sabe muy bien como se convirtió Tutmosis III en Faraón de Egipto. Probablemente se casó con Neferura, la hija de la reina-rey Hatshetsup, dado que la linea sucesora de los faraones debía ser matriarcal.

Lo cierto es que se le considera rey (regente) desde edad muy temprana. Quizás pasó gran parte de su vida entrenandose con los militares (durante el reinado de Hatshetsup), porque después cuando se convirtió en el Faraón fue el más militar de todos ellos.

En Egipto la guerra era un negocio. Y esto era más así para Tutmosis III. Las expediciones de conquista a tierras cercanas traían muchas riquezas, minerales, productos y esclavos. Con Tutmosis III el imperio egipcio alcanzó su máxima extensión territorial.

El ejercito egipcio era uno de los mejores de la antiguedad. Contaba con carros (introducidos en Egipto por los hicsos), tirados por dos caballos, fabricados en dos maderas: una flexible para las ruedas, y otra más resistente para los ejes y el resto. La plataforma, donde iban el conductor y un arquero estaba hecha de cuero tejido para que actuara como amortiguador y estabilizara el disparo y la dirección del carro. Los arqueros disparaban en movimiento con gran certeza. Y por supuesto, los carpinteros eran fundamentales en el ejercito egipcio, para reparar los carros.

El ejercito contaba con Infantería (cada soldado con lanza, espada o ambos). También arqueros y caballería. Y el faraón iba por delante del ejército liderando y capitaneando.

Antes de la llegada de Tutmosis Egipto era relativamente pacífico. Los dominios en Siria se habían perdido durante los reinados anteriores. Siria y Palestina se estaban independizando y no pagaban tributos a Egipto.

Las expediciones de Tutmosis III llegaron hasta Megiddo, en Palestina. Ya en el segundo año de su reinado el faraón Tutmosis III marcha a Palestina a poner orden. Sitiaron la ciudad de Megiddo durante siete meses y después la tomaron.


Los siguientes 18 años consecutivos Tutmosis III marcha a Siria una vez al año, a recolectar tributos, y también por motivos religiosos (la travesía de Osiris a Siria).

¿Por qué era que los Egipcios no establecieron colonias fuera de Egipto?

Porque los antiguos egipcios no querían morir fuera de Egipto, y por tanto ser enterrados fuera de su tierra santa donde para ellos sería imposible resucitar.

No tuvieron colonias egipcias por miedo a morir fuera de Egipto. Hacían numerosas expediciones y traían todo de vuelta a Egipto. Esto hace que el Antiguo Egipto permaneciera en constante estado de guerra.

A los egipcios les llamaban mucho la atención en Siria las plantas, la vegetación, las flores... y en esa época lo plamaban en su arte, en los grabados y en los templos.

En las estatuas el faraón Tutmosis III aparece refinado y sonriente. En el templo de Karnak (Tebas) están talladas las hazañas de sus aventuras y expediciones.

Tutmosis III tuvo también algunas esposas sirias y concubinas. Por tanto, en esa época había matrimonios diplomáticos.

Cuando murió Tutmosis III, la tumba en que se le enterró era un tanto extraña (es la cuarta tumba en el Valle de los Reyes), sin embargo su localización es extraña: Por miedo a los ladrones seguramente esta tumba fue excavada en el valle, pero en lo alto, en medio del acantilado camuflada en la roca. Tallaron escalones en el acantilado, la camara funeraria está tallada en forma de sarcófago. Hay dioses pintados en las paredes portegiendo la tumba, concretamente la lista de los 741 dioses del Amduat. Las escenas también son algo extraño, porque las figuras aparecen muy esquematizadas, como bocetos. como si se le hubiera enterrado con prisas.

Por supuesto, como muchas otras, la tumba de Tutmosis III ya había sido robada en la antigüedad; la momia del rey estaba desaparecida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada