martes, 30 de abril de 2013

EL NILO, EL RIO DE LOS FARAONES EGIPCIOS


EL NILO, EL RIO DE LOS FARAONES EGIPCIOS

Egipto alcanzó un enorme esplendor y un magnífico poder durante la época de los faraones gracias, entre otros aspectos, alfértil, fecundo y extenso río Nilo. Este río fue la fuente de la vida, la prosperidad, la agricultura, la ganadería y la sociedad egipcias.

El Nilo es uno de los ríos más grandes del mundo y el más importante en lo referido al nacimiento de civilizaciones. Su cauce transcurre a lo largo de siete naciones recorriendo unos 6.700 km. hasta su desembocadura en el mar Mediterráneo.

La palabra Nilo (del árabe 'ni-l) viene de la palabra griega Neilos, que significa «Valle del río». En la antigua lengua egipcia, el río era llamado Iteru, que significa «Gran río». En copto, la palabra piaro (Sahídico) o phiaro (Boháirico) significa «El río» (literalmente «El gran canal»), que viene del mismo nombre antiguo. Este gran río trae a la memoria el mundo de los faraones, de las pirámides; como también del África profunda donde conviven primates, gorilas, leones, jirafas y elefantes.

El Nilo en su viaje hacia el mar parte desde Uganda y Kenia lo que se ha llamado como el Nilo Blanco y desde Etiopía lo que se ha llamado como el Nilo Azul. Estos dos cauces se unen en la ciudad de Khartoum, la capital sudanesa para atravesar el desierto dirigiéndose hacia Egipto pasando por la región de Nubia donde llega a su máximo esplendor, allí uno se sumerge en el mundo faraónico de las pirámides, de los sarcófagos, de los templos como el de Abu Simbel y donde atravesando las grandes ciudades como Lúxor y El Cairo el Nilo llegará finalmente a la ciudad de Alejandría donde se mezclará con el Mediterráneo gracias a un inmenso delta.

He tenido la oportunidad de navegar por el Nilo tanto en un crucero como en una faluca, tradicional barco de vela pequeño de los egipcios. Este río te engancha, apasiona y enamora. Nada más verlo, uno establece un lazo de unión con él. Tocar el agua del Nilo es una de las mejores experiencias de mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada