miércoles, 2 de diciembre de 2015

ORIGEN DE LAS PIRAMIDES

La visión de la arqueología ortodoxa que estudia la civilización egipcia es bien conocida. Según esta visión, las pirámides son tumbas de faraones que comenzaron a construirse hace unos 2.700 años antes de Cristo (a.C.). Las más espectaculares en términos de tamaño son las Pirámides de Guiza las cuales se construyeron hace unos 2.500 años a. C.

Sin embargo, existe una teoría alternativa que sugiere que estos monumentos fueron en realidad creados hace unos 12.500 años atrás por una civilización extraterrestre que no solo gobernó el valle del Nilo por miles de años, sino que también dio origen a todas las civilizaciones conocidas en la Tierra. Esta teoría ha sido propuesta por tres investigadores llamados Robert Bauval, Graham Hancock y Nassim Haramein. Estos investigadores basan su teoría en tres evidencias que son explicadas a continuación.

La primera evidencia está basada en la teoría de la correlación de Orión que establece que las tres pirámides de Guiza están casi perfectamente alineadas con las estrellas que forman el Cinturón de Orión ubicadas en la constelación que lleva el mismo nombre. De acuerdo a esta teoría, esta diferencia en alineación se debe a que las estrellas se mueven lentamente al pasar los años. Mediante simulaciones computacionales, se ha descubierto que la alineación de las pirámides y de las estrellas coincidía hace 12.500 años atrás, pero la actual diferencia se debe al movimiento de las estrellas en ese período de tiempo. Con este descubrimiento, se ha propuesto una antigüedad de las pirámides de Guiza de unos 12.500 años. La alineación de las pirámides de Guiza también se ha identificado en otras pirámides como las de Xian en China y las de Teotihuacan en México, tal como se muestra en la figura adjunta. Esta similitud ha sido utilizada como evidencia de un fenómeno global en la creación de pirámides hace unos 12.500 de años atrás por una civilización avanzada proveniente de Orión. Esto explicaría la gran precisión y avance tecnológico asociado a la construcción de estos monumentos.

La segunda evidencia está asociada a la Esfinge de Guiza. Un geólogo de la Universidad de Boston llamado Robert M. Schoch la estudió junto a su equipo y descubrió que este monumento sufrió una erosión significativa causada por lluvia. Este resultado parece ser contradictorio debido a que la Esfinge está ubicada en el desierto del Sahara. Sin embargo, se sabe que este desierto fue alguna vez un lugar lluvioso a comienzos del holoceno unos 12.500 de años atrás y permaneció como tal hasta hace unos 8.000 años atrás. Esto significa que la Esfinge tiene por lo menos unos 8.000 años de antigüedad. Esto contrasta fuertemente con la fecha de origen considerada por la arqueología ortodoxa que la data de hace unos 4.500 años de antigüedad. De acuerdo a la teoría extraterrestre, este monumento es contemporáneo a las pirámides de Guiza y representa a la constelación de Leo, de ahí su cuerpo de león. Según los proponentes de esta teoría, la civilización extraterrestre que construyó estos monumentos lo hicieron con el fin de representar los astros relevantes para ellos y su posición relativa con la Vía Láctea. Es decir, la Via Lactea está representada por el rio Nilo, y junto a ella están las constelaciones de Orión y Leo representadas por las pirámides de Guiza y la Esfinge, respectivamente.

Finalmente, la última evidencia proviene del Papiro de Turin que fue descubierto en 1822 por  Bernardino Drovetti. De acuerdo a este papiro, el Valle del Nilo estuvo gobernado hace unos 12.000-11.000 años atrás por semidioses. Se supone que estos semidioses eran la civilización extraterrestre que trajo avances tecnológicos que fueron heredados por los terrícolas, y que dieron origen a todas las civilizaciones conocidas.

Actualmente la arqueología ortodoxa no acepta esta teoría extraterrestre. Sin embargo, no deja de ser interesante y provocativa. Si quieres informarte más acerca de este tema, te recomiendo que veas este excelente documental:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada