jueves, 9 de junio de 2016

Quienes construyeron las Pirámides fueron extraterrestres de Orión 3, que son una raza sumamente belicosa. Al retirarse de la Tierra se llevaron todas las maquinarias consigo, dejando solamente las piedras. Obviamente, las piedras eran la base de la maquinaria teletransportadora y no la máquina teletransportadora en sí.

De acuerdo a nuestra experiencia, esta clase de extraterrestres no quiere dejar ningún indicio de su existencia ni de su tecnología, y menos aún de su procedencia. Es su forma de protegerse porque son razas que están en guerra con cualquier otra raza de la galaxia. Y aquí, en la Tierra, convergen casi todas los extraterrestres que han logrado la tecnología suficiente para fabricar naves espaciales.

El ocultamiento está relacionado con el egoísmo propio de las razas moralmente primitivas aunque avanzadas tecnológicamente. ¿Acaso Estados Unidos o cualquier otro país de la Tierra no oculta su tecnología bélica o incluso de otra naturaleza?

En muchas de las ocasiones que nos hemos comunicado telepáticamente con esta clase de extraterrestres y preguntado por el planeta o sistema de su procedencia se han negado a contestar. Naturalmente, después lo supimos por nuestros Guías, pero ellos lo ocultan sistemáticamente. Las razas extraterrestres espirituales, por el contrario, en ningún momento se negaron a dar todos los datos de su procedencia.

Por otra parte, a lo largo de los siglos las pirámides han sido saqueadas, por dentro y por fuera, y a ello hay que sumar que el tiempo inevitablemente borra huellas. Es probable que muchos aparatos, al no entender los expertos para que sirven, hayan ido a parar a los sótanos de los museos, o directamente al cesto de desperdicios de los saqueadores

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada